Cuando estamos inmovilizados en cama o nuestra movilidad está restringida, no actúa la bomba muscular de las pantorrillas, que aporta una contribución significativa al bombeo de la sangre venosa de regreso al corazón.

Estas medias ejercen presión sobre las venas superficiales de las piernas. Tienen un gradiente de presión que disminuye desde el talón hasta el muslo, así la sangre puede retornar al corazón con mayor rapidez a través de las venas con un diámetro menor.

Esto puede evitar con eficacia el estancamiento de la sangre en las venas y la formación de coágulos de sangre peligrosos (trombosis).

Mostrando todos los resultados (2)