Si hacemos un viaje largo y apretado en avión o en coche a menudo llegamos con las piernas pesadas y los tobillos hinchados, incluso las personas con un sistema venoso sano pueden sufrir «trombosis del viajero». Se han desarrollado calcetines de viaje especiales para disminuir el riesgo y permitir comenzar el viaje con unas piernas ligeras.

Mostrando todos los resultados 1